Al sur

Hace ya algunas semanas que volvimos a iniciar viaje, dejamos la comodidad de la casa por un rato y nos pusimos en marcha.
Esta vez, el destino marcado era llegar a Ushuaia. Fin del mundo.
El extremo sur del continente americano.
Yo ya había estado ahí hace un par de años cuando empecé mi vuelta a dedo por Sudamérica, ahora volvíamos de a dos.
El plan era claro y a simple vista bastante sencillo. Buscaríamos hacer un recorrido por la Patagonia y ver algunos puntos clave característicos de Argentina como son la ruta de los siete lagos, el Glaciar Perito Moreno, Chalten y Ushuaia.

El detalle es que estábamos a seis provincias de distancia y unos 3000 kilómetros (solo de ida) de viaje por algunas rutas que han  sido de las menos transitadas que vimos.
Obviamente que nos ha quedado muchísimo por ver y por hacer pero intentamos trazar un plan que nos permitiera ir hacia donde nosotros esperábamos.
Acá contaremos un poco de que se trato este camino y más adelante seguro, intentaremos dar más detalle de cómo fue organizar cada etapa del viaje y los puntos que elegimos visitar.

viajeros señalando mapa de argentina
Uno de esos tantos puntos en el mapa

Planear

Teníamos dos planes diferentes.
Como puede imaginarse, tuvimos que elegir uno. Nos costó un poco organizar, pero nos decidimos por uno, aunque finalmente este también cambio un poco.
Teniendo en cuenta que el otoño arrancaba, no era mala idea ir rápido a Ushuaia y volver por la cordillera recorriendo la ruta 40.
Deberíamos prestar atención al clima. Pero después de tanto invierno, al frio preferíamos evitarlo.

El segundo plan era que todavía había lindos días, el verano tarda en retirarse y nos convenía visitar algunos lugares en la zona de Bariloche y avanzar hacia el sur de acuerdo a como viniéramos con el tiempo y como nos tratase el clima.

mochileros viajeros en la ruta 40 mochilaz y ruta bariloche argentina
El paisaje a lo largo del camino

Arrancamos

Elegimos el segundo plan y salimos de Arrecifes con la idea de llegar pronto a la zona de la cordillera. El primer destino iba a ser San Martin de los andes y de ahí continuaríamos al Sur.
Avanzar resulto medianamente fácil y en nuestro primer día en la ruta ya llevábamos más de 500 kilómetros andados.
Avanzamos de a poco hasta la primera piedra. Llegar y salir de Neuquén.
No nos resulto nada fácil, pero encontramos a quien nos rescató en pleno centro de la ciudad casi a las 9 de la noche para ponernos nuevamente en carrera.

Si te interesa, podes leer:  ¿Como ahorrar en Paris?
Mochileros viajando a dedo por la patagonia
A dedo hacia San Martin de los Andes

El recorrido

El tramo inicial ya cambió un poco.
Avanzamos hacia Zapala y ahí comenzamos a bajar por ruta 40.
Sin querer pasamos por Laguna Blanca y visitamos Aluminé.
En seguida llegamos a San Martin de los Andes y nos dispusimos a iniciar el recorrido de los siete lagos.

viajeros en siete lagos mochileros caminando por el lago
Paseando por los lagos

Siete lagos

Uno de los objetivos del viaje era visitar los lagos. Después de unos días de ruta bastante áridos, ver el nuevo paisaje reconfortaba y daba ganas de continuar viaje.
Elegimos movernos a dedo y llegar a todos los lagos acampando en los que tienen zona de acampe libre.
La época del año nos resulto ideal, todavía hay un poco de transito, pero ya no está todo tapizado de gente, así que compartimos días con apenas unas dos o tres carpas mas.
El camino resulto muy fácil. Apenas tuvimos esperas de 10 o 15 minutos. Además de que el clima nos trato más que bien. Solo ratos de lluvia, y una tarde nublada.
Nos encontramos en la ruta en fin de semana, lo que facilitó un poco las cosas por la cantidad de transito que había. Cuando nos toco hacer dedo el lunes sentimos un poco la diferencia.
Tras cuatro días de camino llegábamos a Bariloche.

carpa en los lagos sur argentino patagonia
Plantando carpa

Bariloche

Bariloche era un paso obligado. Sanja quería conocer  y nadie rechaza una visita a Bariloche, así que le dimos un par de días para andar un poco.
Aunque no tuvimos tiempo para ir de recorrida a la montaña y sabiendo que nuestro plan estaba más al sur solo nos quedo turistear en el centro de la ciudad.
Tras unos días de acampe, nos quedamos en un hostel a recargar y armar otra vez la mochila para los días que seguirían.

mochileros viajeros en Bariloche patagonia sur argentino
Paseando por el Centro Cívico

La ruta 40

La ruta más escénica del país, la que recorre de un extremo a otro empezaba de nuevo para nosotros.
Habíamos hecho el tramo de los lagos hasta llegar a Bariloche.
Ahora empezaba de verdad, porque más allá de Bariloche y Esquel, empieza otro mundo.
Llegamos rápido a Epuyen y seguimos camino. Teníamos que llegar a El Chalten, nos quedaban más de 1500 kilómetros.
No nos fue tan mal en el comienzo, de hecho nos movimos bastante rápido hasta que empezamos a ver lo que nos esperaba.
Hay algunos puntos que el mapa marca y que no necesariamente existen.
Llegamos a Tamariscos, donde solo hay una “casa-museo” y un galpón de vialidad.
En este tramo, contábamos de a uno o dos autos cada media hora, que claro, no frenaban por nosotros.
Los camiones chilenos nos rescataron en esta parte del camino y aunque teníamos muchos tiempos de espera podíamos avanzar.

Si te interesa, podes leer:  Acampando en el desierto de Atacama
mochileros en ruta 40 viajeros en el sur argentino
Tiempo de espera

Al fin del mundo

Sin querer nuestro rumbo se torció. A pesar de estar tanto tiempo en viaje se nos escapó.
Nuestro chofer nos dijo que iba a un punto y hubo un malentendido que nos desvió del camino en el que veníamos.
No prestamos atención y una vez que nos dimos cuenta ya era tarde.
Así fue que terminamos a unos 300 kilómetros de donde creíamos que íbamos a llegar, a mitad de la noche en una ruta por la cual no pasaba nadie.
Fue momento de recalcular y cambiar nuestro plan.
Estando tan cerca de llegar a Chaltén, tuvimos que modificar rumbo.
Pasamos de viajar por la cordillera a hacerlo por el atlántico. Dejamos la ruta 40 por un rato y tomamos la ruta 3.
Así que tras un par de días en el camino, muchos kilómetros de “nada” y algunas ciudades muy poco pintorescas llegábamos al estrecho de Magallanes. Entrabamos en Tierra del fuego.

mochileros viajeros por ruta 40La ruta 40

Ushuaia

Llegábamos al fin del mundo. Tierras nuevas para Sanja, bien lejos de todo.
Estuvimos un par de días en la ciudad y aprovechamos para ir a visitar el Parque Nacional.
Por supuesto que nos quedaron algunas cosas por hacer, pero fue un buen tiempo para compartir muchas historias y escuchar unos cuantos relatos de otros viajeros con los que compartimos hostel.
Después de unas vistas y unos cuantos kilómetros caminados decidimos volver a la ruta para reiniciar nuestro camino.

mochileros viajeros en el sur argentino en ushuaia
Despues del largo camino llegabamos a destino

Calafate

No nos tomó mucho rato avanzar. Aunque tuvimos nuestros contratiempos pudimos cumplir con unos cuantos kilómetros que nos dejaban bien con los días.
Íbamos bien a tiempo para llegar a Calafate y ver el Glaciar.
El recorrido fue rápido y tuvimos bastante suerte con respecto al transporte.
Tramos largos con esperas cortas hicieron que pudiéramos despreocuparnos del tiempo por un rato y disfrutar los cambios del paisaje.
Llegamos de tarde y nos dimos tiempo para dar unas vueltas por el pueblo.
Al día siguiente iríamos a dedo al glaciar y el día que nos toco para visitarlo no pudo ser mejor.
Éramos varios los que intentábamos ir a dedo para evitar el transfer al parque. A pesar de eso pudimos llegar y vimos a todos los que estaban en la ruta en el parque también.

Si te interesa, podes leer:  Datos utiles para visitar Sevilla

mochileros viajeros en el glaciar perito moreno

 Visitando el Glaciar Perito Moreno

Chalten

Nuestra última parada. Visitar chalten iba a ser la primera, pero por cuestiones de camino termino siendo el último destino.
Llegamos con el clima complicando las cosas. No tuvimos la vista de la montaña y apenas si podíamos divisar algo.
Mucha lluvia y viento era el panorama. A pesar de eso, en un par de horas parecía que estábamos en otra parte.
Decidimos subir inmediatamente a la montaña y esperar que el clima vaya mejorando a medida que caminemos.
Horas y horas de andar para cerrar el camino viendo el Fitz Roy sin nubes ni viento cerca.
Nos costaba tomar la decisión de emprender la vuelta, pero sabíamos que era lo que habíamos planeado.

mochileros viajeros en patagonia laguna de los tres
En Laguna de los Tres

La vuelta

Con los objetivos más o menos cumplidos emprendimos el camino de vuelta. Tendríamos que hacer unos tres mil kilómetros y sin estar tan ajustados con la fecha de regreso salimos a andar otra vez.
Tuvimos una invitación a un asado que no pudimos rechazar en Comodoro Rivadavia, y casi sin darnos cuenta ya llegábamos a Bahía Blanca.
En tres días teníamos casi todo el camino recorrido.
Un ultimo día de tormenta parecía querer complicar la cosa en el momento más fácil, cuando más cerca de llegar andábamos.
Atravesamos la provincia de Buenos Aires y casi con el último ratito de luz conseguimos quien nos traiga hasta la puerta de casa.
Fueron casi 8000 kilómetros de viaje, de rutas en que las distancias asustan.
Aunque sea un viaje largo, es la única manera de entender la extensión de Argentina. Sus cambios y sus paisajes.
Que tan diferente es la Patagonia y todo lo que nos podemos encontrar en la ruta.
A veces el paisaje se vuelve monótono y cuando quedas en la nada, parece que no va a haber quien te rescate.
Por suerte, siempre estuvieron los  que nos llevaron, esos que son parte de nuestro  viaje y con los que compartimos horas de historias y mates.
Una vez más llegamos hasta donde nos propusimos, ahora a pensar en nuestro próximo destino.

mochileros argentinos viajeros en el cartel de la bahia lapataia ushuaia
Al final de la ruta 3
¿Queres recibir actualizaciones?
I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
Suscribite a nuestro newsletter, a cambio te obsequiamos un E- Book con nuestras mejores fotos de la Patagonia.
No compartiremos tus datos y nada de spam o publicidad!
Si te gusto este articulo y queres compartirlo en redes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *