Atravesando Europa, ¡volvemos!

Tras un rato andando nos acordamos que a veces escribíamos. Aunque lentamente volvíamos a un ritmo que nos caracterizaba antes, ese: “Después lo actualizamos”.
Muchos dias moviendonos, ciudades, países y largas distancias ademas de una especie de “pausa” hicieron que prestemos menos atención de lo habitual.
No nos hemos detenido ni mucho menos, aca estamos otra vez, volvemos y tenemos unas cosas por contar y compartir. Algunos datos útiles también que van a servir seguramente a aquellos que marquen destinos o que sigan con sus dudas de por donde andar.

En el último mes y medio hemos dado varias vueltas, según google nos movimos más de  ¡6300 km!
El mapa nos mostraba en una punta y debíamos ir a la otra. ¿Cómo? La respuesta de siempre Autostop

haciendo dedo autostop hacia dresden autostop en polonia mochileros en la ruta
Con una buena parte del camino hecho, en Polonia camino a Dresden… en la autopista.

 

Muchos kilómetros en total, esta vez nos movimos rápido y con destinos programados. Puntos de inicio y final.
No estaba en nuestros planes detenernos porque asumimos algunos compromisos y hasta ahí debíamos llegar.
Aunque preferimos viajar más lentamente y tomarnos nuestro tiempo esta vez nos toco demostrarnos que cuando tenes que llegar rápido, viajando a dedo también se puede.

¿Por dónde empezar? ¿Para dónde Salir?

Armamos un camino que empezó por Tiblisi, subió casi 2500 km al norte hasta Moscú y San Petersburgo y de ahí comenzó a “bajar”. Un paso Rápido desde Tallin a Varsovia y  desde Breslavia a Frankfurt antes de entrar en Francia y terminar cerca de Barcelona.
Por aca haremos una cronologia rápida de por donde hemos andado y un poquito de que hemos hecho en este rato.

¡Dejamos Georgia atrás!

Nos costó alejarnos. Pensabamos y sabemos ahora que nada es lo mismo despues de nuestro paso por Georgia.
Después de tanto tiempo (casi tres meses) sabíamos que cambiar la rutina de ese país que tan bien nos recibió iba a ser un paso medianamente complicado. Sobre todo porque teníamos que volver a entrar a Rusia y lo debíamos hacer por un paso no tan amigable: La carretera militar hacia Vladikavkaz. 
Aunque no tuvimos sobresaltos en nuestro paso anterior por Rusia, salir por ese paso hacia Georgia nos había dejado saber porque todos decían lo que decían.
Una hora de preguntas y averiguación de datos antes que nos dejen pasar con cara de detectives poco amigos. 

mochileros en Georgia camino a Rusia Vladikavkaz mochileros en Kazbegi
En Kazbegi, ultima parada georgiana

Volvemos a Rusia

Llegamos a la frontera bastante fácil, la policía georgiana nos dio una mano para que nuestros promedios de espera en Georgia no se vieran defraudados. Tras un buen rato de intento nos subieron a un camión para poder llegar al otro lado.

Si te interesa, podes leer:  ¿Qué es un Correfoc?

¿No se puede cruzar a pie?

A diferencia de otros pases o cruces de frontera, (incluida la entrada que hicimos desde Estonia) este paso no puede cruzarse a pie. Estas obligado a hacerlo en un vehículo. Ya lo sabíamos.
La cola de camiones era interminable, no avanzábamos y un tramo de 10 kilómetros nos llevaba casi 2 horas, más que si lo hubiésemos caminado.
El chofer se va a dormir, no nos queda otra que caminar.
Sabiendo a donde nos metíamos. Ibamos a hacer la locura de entrar en zona militar rusa, de noche y sin permiso.
Al comienzo de la fila nos para un control y nos invita a subir al primer camión de la cola.
Hacemos los papeles sin mayores sobresaltos aunque nuestro camión se va. Nos hacen esperar y contra todos los pronósticos sin muchas preguntas terminamos entrando CAMINANDO a Rusia. 

paso de frontera de Georgia a Rusia puesto de control del lado georgiano montañas del caucaso
Esperando para cruzar a Rusia otra vez

A Moscú con plazos

Teníamos 4 días para llegar a Moscú. Sanja tenía un ticket de avión a Belgrado confirmado.
Nos separaban unos 1900 km que en un par de vehículos atravesamos más que cómodamente.
El invierno ya no está, igualmente está fresco y los días son larguísimos.
Después de nuestro paso anterior empezamos a encontramos con un país completamente distinto a ese cubierto de hielo del que habíamos huido apenas 90 dias atrás.

mochileros a dedo en Rusia viajando en rusia en autostop
De a ratos fuimos de a tres

De a “unos” después de un año

Tras un año entero de viaje de a dos nos separamos por un par de semanas.
Tiempo tal vez necesario para cada uno, visitas por un lado, amigos por el otro.
Vuelta a Serbia para Sanja y Mundial de futbol para Iván.

Un mes sin noches

Días eternos en Moscú y San Petersburgo.
Apenas unas horas de penumbra y amanecer nuevamente.
Se pierde la noción del tiempo. No sabes a qué hora estas, no hay noches. Solamente días larguísimos.
Así fue que se paso practicamente un mes entero entre las principales ciudades de Rusia viendo uno de los eventos más importantes del deporte mundial.

Si te interesa, podes leer:  Fuimos a Auschwitz
atardecer en San petersburgo Rusia canales noche en rusia
Atardece en San Petersburgo, son casi las 11 de la noche

Vueltas, otra vez

El tiempo del mundial se acabo, al menos para nosotros.
Aunque la fecha de salida ya estaba programada. Aunque había ganas de quedarse fue algo que estaba planeado de antemano y habia que seguir.
A partir del 27 de junio tendríamos apenas unos cuantos días para llegar a España por tierra y obviamente a dedo…

viajando a dedo en estonia mochileros en estonia a dedo con mochila parada en la autopista estonia
Hacer dedo de noche en Estonia es mas facil. 2 am y ya empieza a aclarar

¿Cuánto nos llevaría el camino?

Nuestro Punto de Encuentro seria Breslavia en Polonia.
Una interseccion bastante lógica a medio camino por ambos lados y más comodo para seguir en nuestra dirección.
Sanja venía desde Budapest (700 km) y yo desde San Petersburgo (1700 km)
Mas rápido de lo esperado en menos de 48 horas nos encontrábamos por ahí después de un par de semanas de lado para arrancar con destino España. 
Debíamos acostumbrarnos a los tiempos de espera, ya no estábamos en Georgia y nadie iba a frenar en nuestro primer minuto.

calles en wroclaw breslavia polonia catedral
Wroclaw tiene otra pinta en verano

A España, otra vez

El último verano habíamos estado en la misma situación. Interna y externamente estábamos seguros (o casi) que no íbamos a volver a dedo hasta España.
Esa vez la ruta nos habia dado unas cuantas buenas lecciones y nos había puesto a prueba. Nada salió como esperábamos así que en ese camino no traiamos una buena experiencia.
A pesar de eso, íbamos al mismo destino aunque por otra ruta.

Mejorar la experiencia

Horas de rutas en dirección conocida nos hacía prever que podíamos llegar a encontrar a lo largo del camino.
El año pasado habíamos hecho Zagreb – Málaga y nos había costado. Elegimos la ruta más corta  aunque sabíamos que no iba a ser la más fácil. Sobre los contras teníamos el plus de visitar Venecia.
El Resto de camino por Italia medio que lo padecimos y solamente en Francia nos sentimos un poco bien recibidos antes de entrar en España y complicárnosla un poco más. 
Esta vez la veiamos diferente veníamos desde más al norte.
San Petersburgo – Wroclaw se hizo más que rápido pero casi sin dormir durante dos días.
Wroclaw- Barcelona nos llevo menos de 4 días, paseándonos por Alemania y Francia, destinos mucho más amigables que los elegidos el año pasado.

Confiando plenamente en la ayuda del camino arribamos a destino.
Una ruta larga pero bastante rápida. Con gente interesante encontrada y dispuesta a ayudar a un par de extraños.
Después de casi un Año volvimos a España y acá estamos otra vez.
Seguimos moviéndonos y viajando de a dos, pensando donde nos va a llevar el camino una vez que pase este verano.

Si te interesa, podes leer:  Año nuevo, feliz
mochileros en camion viajando a dedo en españa
Manuel, un camionero chileno que nos dejo a pocos kilometros de nuestro destino. Objetivo cumplido

 

 

 

Recibí un E- Book gratis!

Suscribite a nuestro Newsletter y recibí nuestras actualizaciones!

Estoy de acuerdo a compartir mis datos con MailChimp ( mas información )

No compartiremos tus datos ni enviaremos Spam!

Si te gusto este articulo y queres compartirlo en redes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *