Autostop en invierno

Los kilómetros que hemos recorrido en este invierno a través de Lituania, Letonia, Estonia y Rusia nos han dejado unas cuantas cosas. La mayoría relacionadas con el frio y tambien con aprender.
Hacer Autostop en invierno fue una especie de reto que tuvimos que saber superar y que nos dejo varias lecciones.

Visitar estos lugares en nuestro modo de viajar, puede ser una aventura extrema y así fue como la tomamos.

Intentamos recopilar un poco de información en base a cómo nos fue en la ruta y esto es lo que nos dejó esta parte del camino.
Esta de más aclarar que esta fue simplemente nuestra experiencia. No es algo que recomendemos ciegamente y muchas veces no hemos tomado las decisiones adecuadas o esperadas. Pero en cualquier caso es algo que probablemente le sirva a cualquiera que este a medio planear o dudando si se puede o no. Nosotros diremos que si se puede pero no sabemos si lo vamos a repetir, al menos por algun tiempo.

mochileros en polonia cartel y mochilas. mochileros en la ruta autostop en invierno polonia
Mochileando en Invierno. Saliendo de Wroclaw en Polonia

Decisión tomada

Algun dia nos iba a tocar. A veces el plan puede definirse mejor pero esta vez así se dio.
En las últimas semanas de febrero viajamos con mochila y a dedo en el invierno europeo.

Para ponerlo un poco más dramático, una ola de frío siberiano proveniente del este se acomodo sobre Europa exactamente en la semana en la que nosotros decidimos arrancar camino.

No es que nos queramos hacer los extremos ni atrevidos, de hecho planeabamos ir a Murmansk. Unos 1200 km al norte de San Petersburgo, en Rusia, prácticamente en el polo norte. Pero lo pensamos un poco mejor y desistimos.
Durante este camino tuvimos dias de mas frio del que podamos imaginar y nada nos aseguraba exito yendo hacia el norte de Rusia. Un camino desolado solo para llegar hasta ahí. Ibamos a dejar de lado unas cuantas cuestiones basicas asi que quedo para una próxima vez.

mochileros en republica checa. viajando en la ruta mochilas y mochileros esperando autos cartel
Comenzando viaje. -2 en el termometro, iba a pasar un tiempo hasta que vuelva esa temperatura.

Se hace lo que se puede

Para nosotros, que andamos en viaje y a veces no podemos prever del todo donde vamos a terminar, frenar parte del invierno resulta lo más lógico.
Acampar y hacer dedo bajo cero a veces no es tan divertido. Aunque eso no quiere decir que uno no se pueda mover.

Entonces, decidimos frenar por el invierno… o al menos buena parte de él. Eso fue lo que supusimos.
Elegimos pasar el invierno en República Checa, en un lugar “de Invierno” y una vez que nos hayamos nutrido lo suficiente de nieve, frio y mas nieve salir hacia alguna parte.

Más allá de nuestra pausa, en un momento queríamos seguir camino y no queríamos que el frío nos lo impida.
Pero tampoco queríamos hacerlo por capricho y que las condiciones se conviertan en un problema.
Nos gusta movernos, el lugar en el que estábamos había cumplido su ciclo y una vez más nos tocaba aceptar que en eso estamos, en viaje. Así que íbamos a seguir.

spindleruv mlyn republica checa mochileros en la nieve
Nuestro lugar de pausa en invierno. En la comodidad, la nieve tiene otro color. En Spindleruv Mlyn, Republica Checa.

Nada tan raro

Antes de salir chequeamos el pronóstico y nada parecía tan fuera de lo común.
Habíamos tenido semanas de frío, días de mucho frío pero nada extremo así que presumimos una primavera temprana asomando.
Así fue que nos encontramos yendo hacia el norte del continente y sin querer caímos en una de las peores semanas de febrero de un invierno que no venía tan frío como otros.

¿Autostop en invierno?

Mas de una vez lo hemos dicho, pero siempre hay que refrescar algunas cosas respecto a viajar en autostop y tal vez pensarlo un poco más en caso de querer hacerlo en invierno.

Es obvio que se puede, hacer Autostop en invierno como en cualquier otro momento y temporada es ciertamente posible. Pero necesitaremos ciertos recaudos.
Lo primero a mencionar tal vez es que hay “inviernos” e “inviernos”.
Puede que un año sea más frío que otro, que el frío vaya y venga de golpe o esas cuestiones.

También algo que es fácil de saber: No todos los lugares son iguales y tampoco los climas.

Muchas veces hay que desconfiar del clima. En realidad no se si se debe decir desconfiar del clima, debería ser no confiar tanto en nosotros y en lo que podamos aguantar.

Debemos salir siempre sabiendo que el panorama puede ser más que complicado.
Puede parecer extremo hablar de hipotermia, pero uno no sabe cuál es su límite.
Dejar de sentir los dedos de las manos o de los pies debe ser una señal más que suficiente.
Acá no hablamos de 2 o 3 grados, sino de -10 o -20 y tal vez menos.
Ademas, hay que agregar que viajar ligeros es una opcion poco posible y la mayoria del tiempo tenemos que ir cargando cosas que no veremos la hora de ir dejando por ahi. 

Menos tiempo

A diferencia del verano y los días largos, que los días sean más cortos hace la cosa menos fácil.

Además salir muy temprano no es tan aconsejable ya que las temperaturas son más bajas. Por ahí lo mejor es esperar que el sol asome y moverse. Puede haber una diferencia grande de temperatura en un simple par de horas.
Peso hace que tengas menos horas de luz y por lo tanto que la noche y el frío lleguen más rápido.

Cuando viaje a dedo por Irlanda, me costaba levantarme para salir de la carpa. Normalmente era mejor hora para dormir a la mañana cuando aparecía un poquito de sol. Así que los días se hacen todavía más cortos con sólo unas pocas horas de luz.

Ropa

Para mochilear en invierno, debemos tener en cuenta que es menester tener ropa adecuada para el frio. Esa va a ser la clave de tolerar cualquier tipo de clima.

Aunque no sea la mejor o la más técnica que nos facilitará algunas cosas, es necesario que nos mantenga a buena temperatura y así podremos andar sin problemas.
Obviamente que si es técnica y super comoda va a hacer todo mucho más fácil.

Unos buenos zapatos han de ser necesarios si no queremos que el frío empiece a entrar por las patas.

No mojarse, o intentar estar lo más seco y libres de agua posible.

Guantes, gorro,  bufanda y demás accesorios van a ser de ayuda también.

mochileros en letonia viajando a dedo por letonia. mochilas y mochilero esperando en la ruta
Empezaba a nevar saliendo de Riga, en Letonia. A Sanja no le hacia gracia, pero yo queria mi foto

Mas de un “plan B”

Es importante contar con variantes. Pensar varias veces donde podemos llegar a pasar la noche es algo que podemos y deberiamos prever.

Mantener contacto y avisar desde donde a donde pensamos ir.

Si el plan es acampar, habrá que tener en cuenta un buen aislante o colchón y una BUENA bolsa de dormir.
Hemos hablado con gente que ha dormido en carpas estándar en -30 o -35 pero ahi el detalle es la bolsa de dormir. Y cuando decimos buena, tiene que ser buena. 

También puede ser necesario de llegar a un caso tan extremo tener alguna especie de calentador.

A la hora de planear los tramos que queremos hacer acortar distancias puede ser una buena estrategia para no pasar mucho tiempo en la ruta.
En nuestro caso no usamos la carpa, aunque creo que podría haber sido tranquilamente posible y me quedé con ganas de pasar alguna noche durmiendo por ahí.

Nosotros hicimos una mezcla de Couchsurfing y hostel.
Tener siempre mas de una alternativa puede, ademas de ser necesario, ayudarnos en caso de que las cosas no vayan como esperamos.

mochilera en la ruta mochilas haciendo dedo en Estonia hielo y nieve en el camino
Intentando seguir nuestro camino desde Estonia a Rusia

En esta parte del mundo

En este invierno el sol está, pero prácticamente no se siente.
Cada tanto se esconde y esos son los peores ratos.
El viento es uno de los factores que más va a hacer variar como sientas el frio.

Intentar hacer dedo en el medio de la ruta, es muy diferente a intentarlo en un lugar donde al menos tengas una cabina o una parada de colectivos que pueda protegerte un poco.

Está claro que no elegimos los paises mas “amigables” en cuanto a clima para autoestopistas. Aun asi lo íbamos a intentar.
La mayor parte del paisaje es hielo y nieve. Es un paisaje espectacular, pero despues de un tiempo en la nieve y sabiendo que tenes que bajarte de un vehiculo para subir a otro la nieve no es tan simpatica.
En casos como este viaje y este camino, muchas veces preferimos que esté nevando a que este descubierto y soleado.
Cuando nieva las temperaturas no son tan bajas y si no es una tormenta o una cantidad de nieve considerable se puede estar tranquilamente.

mochileros en invierno mochilas en el mar baltico parnu estonia mochilas en el hielo
En Parnu, Estonia el mar baltico se congela durante el invierno. Ahi acomodamos nuestras mochilas

Tiempos de espera

Es bastante probable que si hace mucho frio, la gente sea un poco más sensata que nosotros y frene a llevarte rápido.

Eso no siempre es una regla que se cumpla así que es importante también saber cuánto tiempo pensamos esperar y cuánto tiempo realmente vamos a esperar en la ruta.
Una buena opción es quedarse en alguna estacion de servicio y hablar directamente con los clientes.
Nos va a asegurar saber hasta donde podemos llegar y ademas nos va a mantener a resguardo de las bajas temperaturas.
Nosotros no elegimos eso y solamente salimos a la ruta a esperar.

Normalmente los primeros 10 minutos son tranquilos, no hay grandes cambios de temperatura y el optimismo es grande. De conseguir alguien que nos lleve en ese rato todo estará bajo control.

Entre 10 y 20 minutos podemos empezar a desesperar un poco o al menos preguntarnos porque nadie quiere rescatarnos de morir congelados ahí.

Después de 20 minutos y media hora de espera ya nada hace tanta gracia. Lo único que queremos es que alguien se detenga a llevarnos. Depende que tanto frio hace, este es el momento en el que empezamos a sentir que hace una media hora estamos ahí parados sin movernos. El frío empieza a aparecer y los dedos de las manos y de los pies lentamente desaparecen de nuestros sentidos.

Pasada media hora no importa nada mas que alguien frene. Ya no se siente nada mas que frio aunque siempre que haya sol, podremos estar un ratito más.
En nuestros tramos no esperamos tanto tiempo, solo una vez para salir de Tallin. Nos llevó casi dos horas y lo sentimos.
Estábamos en ese momento en el cual sabiamos que debiamos entrar en algún lugar a calentarnos antes de seguir y alguien freno por nosotros.

viajando a dedo por Letonia mochileros viajeros mujer haciendo autostop en letonia
Esperando nuestro pasaje. A dedo por Letonia

A veces pasamos frío

Nosotros tuvimos frío especialmente en los días que creíamos que la temperatura iba a ser más alta, por lo que salimos menos preparados.

El cambio de temperatura puede ser muy rápido y cuando baja el sol la cosa puede complicarse.

Después de viajar y andar en distintos tipos de clima a veces parecen cosas obvias a suponer, pero hasta lo más obvio puede pasarse y en este caso que algo se olvide no es una buena idea.

Dependiendo los lugares es probable que al llegar la noche cualquiera pueda entender tu situación e intente ayudarte, pero no se debería llegar a ese extremo.

Hay lugares donde los edificios van a estar abiertos, habrá tiendas de 24 horas o estaciones de servicio.

Es poco recomendable quedar en lugares desolados. Ahí es menos posible que encontremos algún lugar donde poder quedarnos o en caso de que necesitemos que alguien pueda ayudarnos.

Si te interesa, podes leer:  Autostop en Japón
mochileros en Estonia caminando por estonia edificio en las calles nieve caminando mujer con mochila
Paseando por Estonia. Para variar, hielo en las calles

Puede haber mejores ideas

No consideramos que viajar en invierno sea la mejor idea. De hecho empezamos esta parte del camino porque creíamos que buena parte del invierno había pasado.

Aun así, esta experiencia nos ha enseñado algunas cosas que hemos ido tomando para alguna próxima vez y de paso para contarle al que quiera intentarlo.

Nuestro rango de temperaturas en la ruta fue el siguiente:
Polonia 0 / -5

Lituania -5/-18

Letonia -15/-20

Estonia -15/-25

Rusia -10 / -20

Definitivamente cuando lo leemos vemos que no es la idea más sensata.
Es dificil y asi nos resulto.
Que haya temperaturas tan extremas va a hacer que los planes cambien y que tengamos que decidir rápido que hacer.

Como por ejemplo esperar menos, desistir mas rapido, pagar un hostel…

En esta parte del camino hemos aprendido que se puede viajar incluso en invierno.
Hay que tener algunos recaudos más y estar más alertas, alejar un poco el drama y ser prudentes, como en cualquier otra estación.

No confiarse más de la cuenta pero saber que bajo las condiciones adecuadas podremos continuar viaje.
Para nosotros esta ruta fue una gran experiencia. Ha dejado mucho para contar y reflexionar sobre viajar y hacer Autostop en invierno.

A partir de ahora sabemos que preferimos un poco menos el invierno para viajar y también que de a poquito nos vamos a ir moviendo para el sur buscando lo que esperamos, sea un largo verano.

mochileros en rusia san petersburgo rio congelado caminando en el hielo
En San Petersburgo, haciendo la prueba de hielo sobre el rio congelado

 

¿Queres recibir actualizaciones?
I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
Suscribite a nuestro newsletter, a cambio te obsequiamos un E- Book con nuestras mejores fotos de la Patagonia.
No compartiremos tus datos y nada de spam o publicidad!
Si te gusto este articulo y queres compartirlo en redes:

4 Responses

  • Chicos, qué buenas lecturas se encuentran por aquí. Una consulta: ¿Cómo cruzaron de Estonia a Rusia? ¿A dedo? ¿Cómo fue el momento de cruzar la frontera?

    • Hola Gustavo! Cruzamos desde Narva en Estonia. Hay un cruce en el medio de la ciudad, con un puente y mucha seguridad para pasar del otro lado del rio. En Nuestro caso llegamos a dedo y el puente se puede cruzar caminando. Nos dejaron en la puerta de la aduana. Hay mucho transito local, porque mucha de la gente vive de un lado y trabaja del otro o vice versa.
      Nosotros no necesitamos visa ninguno de los dos (Argentina, Serbia) asi que solo control de pasaporte. Nos hicieron llenar un formulario ahi, tipo cuantos dias pensas estar y donde vas a parar y simplemente nos preguntaron ¿Tourism? Eso fue todo. No mas de 2 minutos.
      Debimos estar mas atentos con el tema horario, porque del lado ruso, no hay practicamente estaciones de colectivos ni horarios. Asi que si llegas tarde no queda otra que hacer dedo hasta Kingissep, unos 20 km mas adelante.
      Espero que te sirva, gracias por tu comentario! Saludos!

  • Me gusta mucho los artículos porque se nota en ellos mucha sensatez y reflexión, a pesar de que siempre está bueno desafiar el sentido llamado común y que mucho trata de disuadirnos al intentar cosas no tan comunes para un gran porción de gente. Leer que si bien no es complejo hacer dedo, tampoco es color de rosa, como todo, implica ciertos aprendizajes y estar predispuesto. En junio me voy a europa a dedo y estoy leyendo varios de sus artículos. Gracias y abrazos desde Uruguay!

    • Ana! Muchas Gracias! Es verdad, muchas veces la gente que nos lleva nos dice eso, “yo no podria”. Como cada cosa tiene lo bueno y lo no tan bueno. Siempre intentando ser sensatos y cuidando ciertas cosas. Aun asi, los momentos no tan buenos siempre se equlibran. Que tengas muy buen viaje, y cualquier cosa nos consultas. En Junio andaremos por aquellos seguramente! Buenas rutas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *