Dos mochileros sueltos en Tokio

El transiberiano quedo atrás, y también nuestro plan de hacerle dedo a algún barco amigo desde el puerto de Vladivostok. Todo quedo solo en eso, un plan. Pinchado.
Fue entonces que salimos de Rusia.
Sin muchas opciones hacia donde seguir, llegamos finalmente volando a Japón.
Tras un mes de viaje, por acá les contaremos con que nos encontramos en nuestros primeros días en Tokio.

*Es algo bien general porque estamos ocupándonos de seguir contando otras historias mas detalladas y con info mas relevante mientras continuamos viajando por el país! Ya vamos a ir actualizando!

mochileros en tokio japon pasos por el mapa
Caminando por las calles de Tokio

Primeros pasos en Asia

Japón! Nuestro primer destino asiático y un lugar completamente diferente a todo lo que nos hemos ido acostumbrando durante nuestra vida del otro lado del mundo.
Imaginen nuestras caras. Alegría, sorpresa, confusión, todo junto. Así seguiremos por el resto de esta historia.

mochileros en Tokio viajeros en japon mochileros argentinos en las calles de tokio
Turisteando en la noche de Tokio

¿Fuiste al baño?

Nuestra llegada al aeropuerto nos da un indicio de donde andamos: En el baño hay tantos botones como uno pueda imaginar y muchos mas de los que pienso que podría utilizar. Si, llegamos a Japón.
Todavia no hicimos migraciones y parece que explorar el baño va a llevar un rato asi que lo dejamos para otra vez. (Media hora mas tarde)

Genial, aquí estamos. Acabamos de llegar a Tokio. La ciudad mas grande del mundo. O al menos la mas grande que hemos visto.
Alejándonos de estadísticas y evitando entrar en comparaciones, créannos que es muy grande.

Según leímos y pudimos imaginar, el area urbana tiene 40 millones de personas y parece una ciudad que nunca termina. Pavada ¿No?

mochileros en japon informacion turistica
La tecnologia japonesa a la orden del turista

A ver que hay por acá

¿Y? ¿A donde vamos? Seguimos sentados en uno de los tantos bancos que hay en el aeropuerto de Narita. La alegría es grande. Acabamos de llegar a este país que apenas un ratito antes parecía inalcanzable.

Asi que mientras pensamos jugamos al turista por lo menos dos horas.
Fuimos al baño a explorar.
Nos sentimos chinos en cualquier ciudad europea antes incluso de salir del aeropuerto, donde aunque todo esta señalizado pudo desorientarnos.

Tenemos que ir al centro de la ciudad.

El único transporte que pagamos fue el primero. Cuando nos dimos cuenta que estábamos haciendo una estupidez y que era muy caro ya era demasiado tarde.

Si te interesa, podes leer:  Praga en Diciembre

Estábamos impresionándonos de cómo el chofer del colectivo venia vestido con uniforme y sombrero, y mediante un cartelito nos explicaba que había que ponerse el cinturón de seguridad.

aviso en el tren de tokio japon mochileros en tokio
Es mas facil de lo que parece, o nunca prestamos atención

Primera impresión

Aunque hacia unas cuantas horas nos habíamos despedido del avión que nos trajo, hubo un momento en que nos dimos cuenta que ya no estábamos en nuestra amigable Rusia. Donde una ida al supermercado nos invita a elegir a nuestro gusto.
Además de ser la ciudad mas grande que vimos, también es una de las mas caras. (Nuestra cara se frunce un poco acá).
No sabemos su ranking en esto pero para nosotros casi seguro es una de las primeras. Es Carísimo.
Detalle que se nos paso por alto por un buen rato. Al menos nos olvidamos de eso hasta que ya era demasiado tarde para acordarnos.
Estamos en Tokio, donde no solo los precios nos espantan. Hay algunas criaturas que dudosamente comeríamos. Además de que no entendemos nada de lo que dice por ahí, todos nuestros intentos de improvisar no nos dan buenos resultados.

mochileros en japon viajeros en japon
Sanja intentando diferenciar pollo, pescado y papas

Cuestion de tamaño

Las galletitas tienen el tamaño de una uña y lo mismo las ensaladas. La comida preparada y todo lo que vemos al alcance, bastante estirado de nuestro presupuesto, tambien.
No encontramos Pan! (Hablamos de kg de pan. Hay pan envasado de 2, 3 y hasta 8 rodajas)
No hay fiambre a precios accesibles!
Todo eso que te saca de apuro y te llena la panza!
La carne esta cortada en FETAS!
Tampoco podemos encontrar otras cosas a las que largamente consideramos básicas para nuestro andar… Las frutas tienen precios imposibles y no seguimos porque no es necesario.

 

ensalada precios en japon mochileros viajeros
Nada de exageraciones, una cucharadita de pure!

¿Exageramos?

Tal vez exageremos un poco pero esa fue nuestra impresión.
La cuenta que hacemos es así:
Cosas que a primera vista no nos comeríamos y que no sabemos que son: Caras.
Cosas que comeríamos pero necesitamos al menos diez para que nuestro estomago se entere: Caras.
Algunas cosas habituales: Caras.
Alimentos o cosas pequeñas: Caras.
Arroz: (cosa que todos los chinos comen, pero claro, estamos en Japón): Caro.
Cosas grandes: inexistentes.

calamares en brochette
Un desfile de calamarcitos

Pero bueno, como dijimos antes. No nos quejaremos de llenos. Estamos en Japón.
Acabamos de llegar y antes de espantarnos deberíamos dejarnos llevar y ver que encontramos.
Definitivamente, si hay un lugar para ver que encontramos es este.
Y las luces, la musica, el hambre y demás nos invitaron a que compremos un montón de todas esas cosas caras y tal vez innecesarias
Así es que empezamos a ver cosas raras y nos olvidamos un poco de que tan pobres nos sentíamos.

Si te interesa, podes leer:  Al sur

Otra dimensión

Cuando llegamos a Tokio, ademas de esto con los precios, también caimos en la cuenta de lo poco que sabíamos.
De hecho acababamos de ver que no sabíamos nada.
Nada  de todo lo que veíamos y que claramente estaba lejos de lo que podíamos llegar a imaginar.
Y por supuesto tampoco sabíamos nada de lo que íbamos a hacer por acá.
La sonrisa seguía pintada. Aunque para variar, no sabíamos donde dormir y ni siquiera que era lo mas conveniente para hacer en semejante ciudad.

Los hostels tienen precios caros. Alrededor de 20 euros una noche, totalmente fuera de presupuesto y para condimentar, era fin de semana.
Así que apelamos a conocimiento de otros viajeros y aunque muchos dicen que “El ´urban camping´ es común” no lo han intentado.
Nosotros cruzamos esa línea y dormimos una semana en carpa en el mismísimo Tokio.
No solo eso! Estabamos en Nakano, apenas a unos 15 minutos a pie de una de las zonas mas convulsionadas y turísticas de la ciudad.
De hecho tuvimos dos lugares en los que nos plantamos pero por conveniencia logística nos fuimos moviendo.

caminando por tokio mochileros viajeros en japon
Luces por todos lados, repeticiones callejeras

Pensar al revés

Nuestros primeros días pasaron intentando acostumbrarnos a “mantener la izquierda”.
Aunque hay carteles muy seguido nuestra mente nos juega al revés. Todo nos va para el otro lado.
Mientras intentamos ordenar la forma de caminar nos distraemos con algunos avisos.
Zonas de Fumadores o prohibido fumar, se nos aparecen en la vereda como esas cosas que hay que juntar en los video juegos.

carteles en las calles de tokio japon mochileros en tokio
Un cigarrito paseando en nuestro camino

Vemos de todo a cada paso. Nos sorprende el orden, la limpieza y nos empezamos a acostumbrar a los saludos, la cordialidad y las reverencias.
Pensamos en el tiempo, la historia y todo lo que anda alrededor nuestro y aunque hay muchos turistas la ciudad se sincroniza y todo parece moverse en el momento exacto.

Si te interesa, podes leer:  Surinam, otro mundo
chica vestida de geisha tomandose una selfie
Evolución

 

Contrastes…

Según hemos escuchado, casi todos concuerdan en la cantidad de diferencias que hay en esta ciudad. Diferencias incluso con el resto del país. Contraste es la palabra que intenta definir, pero créannos que se queda corta.
Los contrastes son enormes y definir semejante ciudad en una palabra, al menos para nosotros resulta una tarea improbable. Cada Barrio es una ciudad distinta, y cada calle lo mismo.

Y mientras hablamos de eso y pensamos en el ruido las luces y los trenes, edificios enormes y luces de colores con robots que te cantan… aunque parezca increíble (como muchas otras cosas de la ciudad)  basta con caminar un poco afuera de las calles principales y sorprendentemente todo estará calmado.

Las calles pequeñas que imaginamos en Japón aparecen y en seguida nos transportamos en el tiempo. Dejamos de ver edificios y gente de traje a un ritmo hipnótico.
Empiezan a asomar viejitas en bici y otros viejos haciendo ejercicio.
Algún templo que parece olvidado, restaurantes chiquitos con humo y olor a sopa y casas abiertas con la ropa colgando en la vereda. Sigue habiendo barbijos, pero no se ven tantos.

calles de tokio nakano restaurantes noche luces
Algún restaurante

Tokio

Tokio es inmenso. Gigante. Para nosotros inabarcable. Apenas estuvimos una semana que nos alcanzó para imaginarlo…
Es como muchas ciudades en una. Es como muchas capitales en una. Y con el detalle de que hay también un caldo de cosas que solo pueden encontrarse ahí.
Hacemos un pantallazo rápido.
Desde luces de neon y avisos incomprensibles a Godzilla, asomando entre los edificios. Alguna colegiala hablando por altoparlante haciendo publicidad a algún viejo disfrazado de algo que todavía no nos ponemos de acuerdo que es.
Personajes de anime, juegos de video, música y colores pueden encontrarse a cada paso.
Los robots no dominan las calles  pero nos gusta pensar que si. Y todavía no nos sacamos la musica de “Robot Restaurant” de la cabeza.

godzilla road tokio mochileros en japon
Luces y mas luces antes del ataque de Godzilla

Vemos gente durmiendo en las mas variadas posiciones. Mientras sostienen un lápiz o hacen una cuenta en la mesa de un café, o incluso uno que se duerme una siesta parado esperando que cambie el semáforo (Esto no es joda)

Maquinas de todo tipo y color, y avisos kawaii que te avisan que todo lo malo puede tener (y tiene) cara de bueno.
Montones de turistas, Montones de gente de traje, taxis y trenes, autopistas que pasan por encima tuyo sin que te enteres.

Aunque además de todo eso también andamos por ahí.
Y nos miran raro, porque estamos un poquito afuera de las calles turísticas. Y seguramente habrá algún curioso, como nosotros.
Tal vez se preguntaran y querrán saber que hacen esos dos extranjeros que plantan la carpa por ahí y salen a ver la ciudad mas grande del mundo con las mochilas a cuestas.

Mochileros en tokio viajeros mochilas en las calles de tokio
Nuestras mochilas descansando en frente de la estacion central de Tokio

 

Recibí un E- Book gratis!

Suscribite a nuestro Newsletter y recibí nuestras actualizaciones!

Estoy de acuerdo a compartir mis datos con MailChimp ( mas información )

No compartiremos tus datos ni enviaremos Spam!

Si te gusto este articulo y queres compartirlo en redes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *