Fuimos a Auschwitz

Un dia fuimos a Auschwitz.
El siguiente articulo tiene tintes de reflexión. Tal vez no mucha informacion ni fotos impactantes, pero mas que nada lo escribimos con intenciones del que lo lea trate de reflexionar en que manera se comporta cuando visita un lugar. Sea un museo, una ciudad o cualquier rincón. Hoy nuestras historias de viaje toman otro camino.

Hace no mucho tiempo, llegabamos a Cracovia. Acordamos que sería una buena oportunidad para acercarnos a Oświęcim y ver lo que fueron los campos de concentración del nazismo en la 2da guerra mundial.

Salíamos de Dinamarca con un poquito de tiempo. Nuestra ruta seguía a Berlín y de ahí debíamos elegir Republica Checa o Polonia. Hasta ese lujo nos dábamos.

Decidimos ir a Polonia. La ruta final no cambiaba tanto porque el plan era bajar a Serbia así que seguíamos en la misma dirección.

Auschwitz Polonia
El trabajo te hace libre

Antes que nada  dejamos un apartado con algo de info util para visitar los museos de Auschwitz. Que obviamente lo recomendamos hacer de la manera mas sensata posible.

Como llegar

Auschitz I y II estan en la actual ciudad de Oświęcim al sur de Polonia
Para llegar a Oswiecim, hay varias empresas de buses que van desde Cracovia. Ese fue el camino que nosotros tomamos. Hay opciones desde otras ciudades pero lo mas usual es sumarlo a una visita a Cracovia.

Los colectivos van desde la estación principal (Dworzec) que esta al lado de la estación de trenes Glowny.
En algunos buses está señalado con un cartel si van directamente a los museos. Caso contrario, cuando llegas a Oswiecim desde la estación podes caminar unos 20 minutos o tomarte un colectivo o taxi que te lleve al museo.
Entre las dos ciudades hay unos 70 km de distancia, el tramo es de aproximadamente una hora y el precio es de 12 zloty (3 euros).
También hay horarios de trenes, pero no sabemos cómo funcionan. Nosotros elegimos ir en bus porque era la opcion mas practica y facil.

Horarios
Los horarios del museo son a partir de las 8 de la mañana y cierra más temprano dependiendo el mes en el que vayas. En invierno cierra a las 2 o 3 de la tarde mientras que en verano a las 7.

Es importante tambien, si no contratas ningun tour y vas por tu cuenta, saber que para volver a las 19:30 pasa el ultimo transporte que va hacia Cracovia.

Entradas:

La entrada es gratis en ambos campos si vas antes de las 10 am o después de las 15 hs.
Simplemente te acercas a la ventanilla, pedís una entrada y te la dan.

Si elegis hacer un tour o reservar, los precios de las entradas con guía son de 45 zlotys, 10 euros aproximadamente.
Probablemente tengas que reservar con anticipación y hacer cola porque hay mucha gente.

Si llevas un bolso o mochila, presta atencion al tamaño. No podes ingresar con nada que sea mas grande que un cuaderno.

Esquivar la historia

No vamos a hablar de la historia del lugar ni de lo que pasó, es algo que todos probablemente sepan y conozcan. Seguramente en muchos otros textos y artículos habrá quien lo explique mejor que nosotros.

Simplemente contaremos como vimos lo que vimos y que nos significó.

Principalmente desde dos puntos de vista en los que coincidimos. El lugar, su historia y todo lo que significa y la actitud y las conductas de los que van al museo.

Hay mucho para decir y reflexionar al respecto. Lo primero que notamos es como hay muchos que van por el simple hecho de ir.

Cuando vas a un lugar y te quejas porque está lleno de gente, lamentablemente sos uno mas y vos estas haciendo lo mismo que los otros. Pasa en Paris, en Barcelona, en Croacia y en muchos otros países y ciudades del mundo. Seguramente acostumbraras a ver esas caras de gente decepcionada porque te le paras en el medio y le cagaste la foto.

Este no es un lugar turístico, pero increíblemente parece serlo, de a poco.
Creemos que cualquiera que tenga ganas puede ir, tiene la libertad y la posibilidad, pero muchas veces no se mide o no se toma conciencia de que lugares elegimos visitar.

No vamos a negar que nosotros llegamos ahí por la misma razón que muchos otros, no tenemos nada especial, es verdad.

Más de una persona nos ha dicho, “Que ganas de ir ahí…” (argentinismo para definir que es un lugar al que no irías) y la verdad es que no se si volveria a ir. Tenemos la sensación de que con una vez es más que suficiente.

Aun así, la consideramos una visita que queríamos hacer, un baño de realidad.
Un poco de chocarnos con la historia y verla desde nuestra perspectiva, desde más adentro. Creemos que eso también es parte importante de un viaje, aprender.

Aprender a ver, que no es solo mirar y aprender de la historia y las cosas que han pasado. A lo largo de nuestro viaje, tambien nos damos tiempo para eso. 

Hay gente que va en su ley, en su modo con sus reflexiones y preguntas internas. Hay otros que realmente no se sabe a que van. Son esos que se mueven por ahí y simplemente quieren una foto por agregar un lugar. Un lugar en el que no tienen idea que hacen, que pasó o cuál fue su historia o tal vez si, de verlo en alguna película.


De mas esta decir que Auschwitz es un lugar que debe ser visitado. Es un lugar que queria ver y en el que queria estar para tener mis propias conclusiones. Incluso es un lugar que debe mostrarse y nunca debe dejar de contarse la historia, pero siempre respetando limites que son muy estrechos.

Auschwitz polonia
Pasillo entre los pabellones. Foto de Internet

Congelar momentos

Nosotros sacamos 4 fotos. No nos vamos a poner en moralistas, pero mucho de eso es porque respetamos lo que dicen los carteles.
Después, si lo pensamos, no está bueno respetar un cartel ni una orden ahí, ¿No?

Vimos cualquier cantidad de imbéciles posando y sonriendo o jugando a ahorcarse en un gancho mientras posaban.

Paseando a los gritos adentro de todos los cuartos y sacándose fotos donde expresamente se prohibía. Pero bueno, cada uno a lo suyo.
Eso es más que nada lo que creemos que nos diferenció de muchos otros que estaban por ahí.
Preferimos observar y respetar. Crear nuestro punto de vista y para eso nos bastaron las fotos que sacamos.

Un museo historico no es un city tour

Este es un lugar del que no recolectamos información para llegar. Simplemente fuimos.
Cada vez que leía un comentario o alguien que había visitado veía lo mismo.

Fotos y tours y gente super alegre de estar en un lugar por el simple hecho de turistear.

Ojo, no digo que seamos los únicos que vayamos respetando, pero de acuerdo a lo que vimos nos parece que un pequeño porcentaje de los que van sepan a qué y porqué.
Pero hemos leído guías que dicen “disfruta al maximo tu dia en Auschwitz” o “te van a contar historias aterradoras que no podras creer” “lleva tu comida”
A eso nos referimos un poco… ¿Hace falta?

Nosotros tomamos un colectivo en la terminal de Cracovia a Oswiecim. Una hora aproximada de viaje.
Desde que nos subimos ahí sabíamos que todo lo que preguntemos o se nos venga a la cabeza iba a sonar estúpido.

Nuestro ejercicio fue pensar la mayoría de las cosas en el tiempo. Pensar en el pasado.
Al pensarlo asi, no tardabamos mucho en darnos cuenta que no nos hacía nada de gracia.

Inconscientemente largamos:
Este colectivo es el que va a auschwitz?

Supongo que 70 años atrás nadie quería ni hacer esa pregunta ni recibir esa respuesta.

Lo mismo suponíamos mientras llegabamos. Todos los que andabamos por ahi, probablemente hubiésemos llegado para no salir, como casi todos.
Así de dramático hay que pensarlo para saber de qué hablamos.

Visitas guiadas

Nosotros no tomamos ningún tipo de guia ni tour. Simplemente lo recorrimos por nuestra cuenta.

Hay quienes quieren que le hagan un recorrido y le cuenten. Yo soy bastante reacio a las visitas guiadas y en este caso hay mucho de la historia que ya conociamos. Asi que preferimos hacer la nuestra.

Una vez adentro, sinceramente por mi parte si bien sentí y reconocí el lugar que estaba atravesado por las historias  y las imágenes no fue tan impactante como creía que iba a serlo. Y es que la mayoría de todo lo que vi ya lo conocía, ya habia escuchado de eso y sabia perfectamente que tan malo era todo lo que ahi iba a encontrar.

No lo conocía caminando por ahí, ni de verlo estando presente, pero ya tenía esa idea.

Películas, libros documentales, historias. No me resultaba tan impactante.
Todo ordenado, acomodado, un museo.

A Sanja por su parte le costó un poco más digerir algunos momentos del camino.

Ver los pabellones donde estaban los niños y sus historias, sus fotos.
Todos en las fotos mirando al que estaba atrás de la cámara con cara de saber lo que se les venía.

Más allá de eso, las ambientaciones, las ropas, las insignias y las descripciones de simplemente algunos casos contados hacen que la sangre se te hiele.

Division de los museos

En el campo 1 hay 30 edificios. que cumplian sus funciones para prisioneros de guerra… De los cuales había muy pocos.

Ahora todos están ambientados y representados con una muestra en particular.

En momentos de reflexión ambos coincidiamos en lo mismo, la hipocresía y la doble moral de muchos estados. Esa lucha eterna individual con la que parece no podremos hacer nada.

La división entre países puede servir a la causa de ordenar un museo pero también sirve para que se vea tu status de ciudadano. Como sos mejor o más importante si sos holandés o francés, tenes un detalle de quién fuiste, qué hiciste… si sos rumano o eslovaco solo completas una lista.

Básicamente, en el edificio que funcionaba cada pabellón, hay un museo y las condiciones de los museos varían mucho dependiendo el país. Por ejemplo en el francés tendras una computadora para que veas películas y documentales acceso a audio guías y todo a la perfección contando a detalle que tan buenos fueron.
En el eslovaco apenas una exposición similar a la de una escuela primaria con algunas fotos y nombres. Amagando a fallar en cualquier momento de la tarde.

Nos quedamos con eso, seguir haciendo diferenciaciones, aun muriendo como moscas y todos de la misma manera.

Auschwitz Polonia
Auschwitz II Foto de Internet

Refugiados hoy

Lamentablemente cuando hablamos de esa doble moral, lo decimos porque esos estados son los mismos que siguen empujando y aceptando en cierta medida prácticas que se asemejan bastante. Hay muchos ejemplos aunque no viene al caso sumarlos, aca solo voy a dar uno.

En Enero del año pasado fui un dia a un “centro de refugiados” en Belgrado. Acompañe a quien iba todos los dias a colaborar, ayudar con comida, llevar ropa y remedios.

Detrás de la estación de trenes, separado con un muro de edificios nuevos, en plena construcción.

Digo “centro de refugiados” así entre comillas porque no era más que un lugar. Era un área que se habían “ganado”. Que al estar abandonada se les dio luz verde para que la ocupen. Asi que mas de 1000 personas, en su mayoría afganos y sirios estaban abarrotados ahí.

Por no ser un área definida para eso, es que  ningún organismo oficial la reconocía ni hacia nada.
Ellos tenían un pequeño rincón en otra parte de la ciudad y solo en aquel centro oficial se les prestaba un poquito de atención. Al resto….

Lo que vi ahí no lo había visto nunca, ni caminando en algún barrio ni metiendome en rincones inimaginables, en lugares “pobres” o barrios complicados. Es muy difícil de describir las condiciones en las que se encontraban, creo que jamas vi algo asi. Para graficarlo, basura, ratas del tamaño de un gato cruzando por todas partes y ríos de mierda.

Era pleno invierno lo que lo hacía un poco “menos malo”. Todo estaba congelado así que todo lo que era desecho se mantenía.
El problema es que la gente tenía que habitar o mejor dicho intentar sobrevivir bajo 0, en carpas y sin siquiera agua.

La solucion al frio: pequeñas fogatas adentro de los galpones, por lo que el olor a humo de cualquier cosa quemada era lo que terminaba de condimentar el panorama.

A la vez, aca también había gente mirando de reojo y algunos pares sacando fotos.

Este es un lugar por el que camine y seguramente muchos no tienen idea que existía como yo no la tenía antes de pasar por ahí.

Obviamente que son cosas completamente distintas, pero en definitiva como tantos otros rincones olvidados, de estas cosas nadie se ocupa y hablamos del año 2017.

Cuando entre en algunos de los pabellones de Auschwitz esa mezcla se me venía a la mente.
Multiplicada por cierto, sabiendo el horror que por ahi habia pasado. Pero ese era el reflejo que tenia. Las barracas, los pisos de tierra y la gente simplemente ahi con la mirada perdida esperando algo.

Refugiados en Belgrado
Refugiados en Belgrado

¿Como actuar?

A medida que andábamos una de las primeras cosas que nos preguntabamos era ¿Como podes escaparte de aca?
Una pregunta estúpida, basta con mirar alrededor para darte cuenta que es algo tan imposible que no hay lugar a pensarlo.
Alambrados, guardias, torres de vigilancia, paredes, mas alambrados. Ahi estaba la respuesta, cualquier intento seria en vano.

Si te interesa, podes leer:  Dubrovnik, el reino de los turistas

También pensamos porque nadie se rebelaba o porque toda esa gente no intentaba algo. Y la respuesta es la misma. Eso pasaba, pero todo se solucionaba cavando un pozo y con un tiro.

Así que eso quedaba, esperar tu turno. Aunque hay muchas historias conocidas de revueltas internas, pero solo quedaron ahi, historias.

cerca Auschwitz Polonia
¿Por donde salir?

A donde ibas

Como en otros casos conocidos, dependiendo que tan útil eras a la causa era tu expectativa de vida. Si eras medianamente fuerte o apto para trabajar o tenias alguna profesion especial, la harias hasta que te llegue el turno.

Ahí hay varias lista de fotos con fechas de entrada, profesiones y muertes. Algunas de meses y otras de días.

Casi la totalidad de los que entraban, no salían.

Hay muchos rincones que aterran. Celdas donde solo podes estar parado, cuartos de concreto, cuartos oscuros, pasillos, cámaras, hornos, horcas y el famoso paredón con muchas balas marcadas.

Una de las cosas más impactantes para todos es la de las pertenencias acumuladas.
Representan muchas fotos y muestras famosas. Los anteojos,la cantidad de zapatos, cepillos, peines, valijas, ollas. Todo eso se ve de golpe y apenas te da una idea en número…

Auschwitz II

Hay dos museos. En uno esta practicamente todo en pie, el otro fue en buena destruido para que no queden tantas pruebas.

¿Supones? Bueno, desde un campo al otro también se va en colectivo y todos quieren subirse y tener su turno. Riendose y sacandose fotos. Son unos 3 km, unos 10 minutos de traslado, que también los pensamos mucho desde unos años atrás.

Llegamos al segundo centro.

Auschwitz II Polonia
Las vias y la entrada al campo

Algo se respira, aunque es un campo, solo eso.

Largos alambrados y a simple vista un lugar como otros. Si llegas ahi sin saber que es, no tendrias mayores sospechas,

Hay solo barracas, galpones y otra gran parte de las edificaciones fueron destruidas, incluidas las cámaras de gas.

Las vías y la entrada al campo traen fácil a la memoria cantidad de imágenes e ideas, ahi te bajabas y decidían cuál era tu camino. A las duchas o a trabajar hasta que las duchas te toquen.

Cuando entramos había alguien posando en las vías jugando a ser modelo, en ese momento recordamos una campaña que un fotógrafo hizo hace un tiempo sobre respetar el memorial del holocausto en Berlín.

Ahora, después de buscarlo sabemos con exactitud cómo se llamaba el proyecto en cuestión. Se llama Yolocaust , es de Sahak Shapira israeli-aleman. A grandes rasgos intenta hacer entrar en razón sobre las conductas cuando visitas estos espacios.
Tomo fotos publicadas en las redes sobre visitantes y las “pego” en fotos historicas. El resultado:

Auschwitz Polonia

prisioneros en Auschwitz Polonia

Reflexiones internas

Circulamos casi todo el recorrido en silencio, hablando poco y pensando mucho.
Caminamos de una punta a la otra agradeciendo tener la libertad de hacerlo, de poder entrar y salir.

Seguimos una calle donde al inicio hay una foto del mismo lugar en el que estábamos parados. En la imagen una mujer con su hijo y sus cosas, caminando la misma senda hacia afuera de los alambrados. Les tocaban las duchas, probablemente lo sabían.
Lo mismo que hacíamos nosotros ahora, pero con un desenlace distinto.

Salimos del campo y caminamos por el pueblo hasta la ruta principal.
Pensábamos como habra sido eso antes, parecía un lugar del que nadie pudiese preocuparse. Tranquilo, rural, alejado.
Al final del día seguíamos con nuestros interrogantes y nuestras preguntas, tratando de buscar razones que obviamente no existen ni van a existir.
Le dimos imagen a mucho que habia en nuestro imaginario y tratamos de comprender cosas completamente irracionales, nombres y todo eso que forma parte de la historia.

Auschwitz es una visita fuerte. Si sos de los que saben a que vas probablemente signifique mucho y sea dificil no recordar cada paso que des. Entenderas el significado de las ropas, los tatuajes y los alambres. Y tambien lo que a veces significa la realidad.

Si te interesa, podes leer:  Atravesando Europa, ¡volvemos!

Nosotros asi lo vimos y este fue el reflejo que nos dejo.

.

¿Queres recibir actualizaciones?
I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
Suscribite a nuestro newsletter, a cambio te obsequiamos un E- Book con nuestras mejores fotos de la Patagonia.
No compartiremos tus datos y nada de spam o publicidad!
Si te gusto este articulo y queres compartirlo en redes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *