Siete Lagos

El camino de los Siete Lagos es uno de esos tantos circuitos imperdibles de la Argentina.
Al ser un recorrido medianamente corto y estar ubicado en una ruta principal, entre Parques Nacionales y en un área muy turística es accesible para que podamos llegar.
Podemos iniciar camino desde Bariloche o desde San Martin de los Andes.

El tramo del que hablamos es parte de la emblemática Ruta 40 y recorre casi 110 kilómetros entre las ciudades de San Martin de los Andes y Villa la Angostura en la provincia de Neuquén.

En Marzo de este año, con la mochila a cuestas, carpa y viajando a dedo nos dimos el gusto de completar esta pequeña parte del viaje.

Muchas veces leímos y escuchamos comentarios sobre cuál es la mejor manera de hacerlo, la época, y si hay tours y demás. Y otras dudas que tienen aquellos que quieren visitar la zona  por primera vez.
Acá te contamos como hicimos el camino nosotros y como nos fue por aquellos lados en el Sur Argentino.

bandera Argentina flameando en el sur, Siete Lagos Mochileros
La bandera Argentina flameando en la Ruta 40

El camino de los Siete Lagos

Al planear un poco nuestra ruta, hacer Siete Lagos era una de las “obligaciones” que teníamos y uno de los primeros destinos marcados en el mapa.
Aunque no nos cerrábamos a un plan y éramos flexibles esta era una parte que queríamos hacer.
Sanja quería visitar los lagos y era el primer stop del largo viaje que teníamos por delante.

Como decíamos antes, son 110 kilómetros de ruta con un paisaje increíble.
Caminos ondulados y de curvas rodeados por bosques, arroyos de aguas cristalinas y miradores a los impresionantes lagos que dan nombre a la ruta.

Se llama camino de los Siete Lagos, aunque si se cuenta el lago Nahuel Huapi serian 8. También existe la posibilidad de extenderse y ver un par mas de lagos haciendo solo unos kilómetros hacia el interior de la ruta.

Todo este recorrido es increible. Es una zona que no debe dejar de visitarse y donde podras ver paisajes que son unicos en el mundo.
Mucha gente viaja a Argentina a hacer la ruta de los lagos y se maravilla con esta parte del pais, asi que si no los conoces deberias ponerlos en la lista!

Mochileros viajeros en el sur argentino mochilero en el lago espejo Ruta de los Siete Lagos
Sanja paseando en Lago Espejo

Mejor momento

Hace algunos años había hecho gran parte de este recorrido caminando. En Mayo.
Las lluvias eran mucho más frecuentes y el frio se sentía bastante.
A la hora de hacer dedo, había muy poco transito, lo que complicaba un poco la cosa.

Ahora, el panorama era bastante mejor. Marzo, era uno de los últimos fines de semana de calor, el verano todavía andaba por ahí, pero las vacaciones ya habían terminado.
Esto hacia que la cantidad de gente en los lagos y campings sea mucho menor pero que todavía haya bastante gente yendo de recorrida por el fin de semana. A nuestro plan, que haya vehículos era una condición necesaria.

Si te interesa, podes leer:  ¿Por qué viajar a dedo en Rusia?

El clima todavía estaba bien y se prestaba para que podamos hacerlo en unos cuantos días.
Nos tomaríamos el tiempo que nos lleve.

Sabemos de quien ha viajado en invierno, también en primavera y verano.

La época en que elijas hacer el viaje depende de lo que quieras ver y el tipo de viaje que hagas.
En verano, habrá más sol y mejor tiempo pero también mucha más gente.
En invierno probablemente estaras completamente solo.
Fuera de temporada no encontraras ningún tipo de servicio y es probable que este todo cerrado.
Si hay posibilidad, lo ideal sería hacer el viaje en temporada intermedia, como nosotros hicimos en otoño.

Mochileros en el Sur Argentino Lago Lacar camino de los Siete Lagos
Recién llegados a San Martin de los Andes en Lago Lácar

Plan y organización

Nuestro plan era claro, como siempre iríamos a dedo y con la carpa.

Aunque no estábamos apurados, tampoco teníamos tanto tiempo para andar, ya que el objetivo era Ushuaia.

Rara vez armamos un plan y mucho menos lo organizamos. Pero esta vez previmos un poco como iba a ser el camino.
La idea era frenar en todos los lagos en la medida de lo posible y dormir en los que ofrezcan camping libre.
Entonces nos stockeamos en San Martin y tras llenar nuestras mochilas de comida arrancábamos.
Esperabamos buen clima y tratar de que los tiempos de espera no fueran largos.

barcos en el lago en San Martin de los Andes Ruta de los Siete Lagos
Antes de arrancar, una postal en San Martin

Día 1

Ya llevábamos más de una semana en viaje y después de tanta aridez esta era la primera parte donde íbamos a apreciar un poco de la naturaleza y descansar.

Arrancamos en San Martin. Un par de lluvias fugaces nos demoran la salida. Mientras esperábamos sentados charlábamos con alguna gente que pasaba y tras mirar nuestras mochilas nos hacia algunas preguntas.
Después de unos quince minutos de espera alguien frenaba por nosotros.
Nos llevan hasta Lago Hermoso, que es apenas unos kilómetros de distancia.

En este lago no hay zona de acampe libre pero si hay un camping organizado.
Nos acercamos a preguntar los precios para salir de la duda y para ver también donde sería posible dormir.
El precio era de $400 pesos por persona. Si, casi 10 dólares cada uno.
Obviamente que no nos quedamos. Preguntamos si podíamos pagar una ducha y si era posible acampar en alguna otra parte.
Nos dijeron que del otro lado, en el lago,  el guarda parque solo esta durante el día. Sin pensarlo tanto decidimos pasar la noche ahí.
No fuimos los únicos, cerca nuestro había otras carpas y varias camionetas que eligieron el mismo lugar para dormir.
La condición: comportarse, no hacer fuego y levantarse bien temprano.

Si te interesa, podes leer:  ¿Por qué deberias ir a Sevilla?
amanecer en Lago Hermoso nubes cubriendo el lago camino de los Siete Lagos
Mañana en Lago Hermoso

Día 2


Salir de lago hermoso fue bastante fácil. Caminamos hasta el cruce de la ruta 40 y en menos de 5 minutos estábamos en camino otra vez.
Una pareja nos acerco hasta el Lago Falkner, donde nos daríamos una vuelta por el camping pero tampoco planeábamos pagar.
Un lago de azul profundo frente a nosotros, algunas formaciones en las montañas que llaman la atención. Caminamos alrededor y vemos que está bastante organizado. Hay mucha gente, pero mayormente familias y casas rodantes. Los precios están lejos de lo que se nos ocurra pagar y tanto food truck no nos simpatiza. Tras dar una vuelta y sentarnos a apreciar un poco el paisaje sabíamos que ese lugar no era para nosotros.
Así que caminamos hasta Lago Villarino que está a unos dos kilómetros más adelante.

En el lago Villarino la acampada esta permitida, es libre y también se puede hacer fuego. Siempre que encuentres con qué.
Un dia de mucho calor y también mucha gente especialmente pescando, aunque todo bastante relajado.
Llegada la tarde el lugar se empieza a despejar y el paisaje queda prácticamente para nosotros solos.
Tras pasar la noche en este lago, seguimos nuestro camino por la mañana, sabiendo que era domingo y que tal vez lo mejor era iniciar a no tan tarde para conseguir transporte.

Carpa en Lago Villarino Camino de los siete lagos mochileros en el sur argentino
Acampando en Lago Villarino

Dia 3


La primera camioneta que paso freno y nos llevo. Increible, pero asi de fácil.
Fuimos hasta Espejo chico, y la pareja chileno-alemana nos acercó hasta el camping.
Nos volvimos a encontrar con la misma situación: precios altísimos.

Igual que nosotros varias personas andaban con la mochila a cuestas y traían los mismos planes, ver el lago, y seguir al siguiente.
Empieza a llover pero por suerte quienes nos habían llevado nos ofrecen ir al lago siguiente y sin dudar aceptamos. En el camino levantan 3 parejas más de mochila. 8 personas.

Lago Falkner mochileros en el sur Argentino  camino de los Siete Lagos
La vista del azul del Lago Falkner

Día 4

Los últimos días de nuestra travesía por los lagos se los dedicaríamos a lago espejo y a visitar el Lago Correntoso.
En Lago espejo fue donde encontramos mejor lugar de acampe, amplio y bastante tranquilo. Al igual que nosotros había algunas personas que pasaron un buen rato ahí también.
No tuvimos ningún problema en dejar la carpa ni en preparar un fuego durante la noche.
El clima se puso un poco más inestable en esta parte, tuvimos lluvia, de a ratos sol y también mucho viento. El clima patagónico empezaba a aparecer.

Terminamos nuestro viaje el lunes, y se noto demasiado. Muy pocos vehículos y solo camionetas de tour andaban por ahí. Fue el día que más tiempo nos llevo encontrar quien frene, pero aun así fue posible. En apenas un rato ya estábamos en Villa La Angostura para seguir camino a Bariloche.

Si te interesa, podes leer:  Una vuelta a dedo por Sudamerica
mochileros en el lago Correntos sur argentino camino de los Siete Lagos
El lago Correntoso, bastante calmado

Lo bueno y lo no tanto

Lo mejor de este camino es hacerlo por tu cuenta. Recorrer los Siete Lagos a tu manera te va a dar una libertad absoluta.
Tal vez sea un gran viaje para hacer en bicicleta, por las distancias y los paisajes.
Se puede hacer caminando y también a dedo. Lo comprobamos.

Si elegís la época adecuada tendrás lagos y montañas enteros para vos solo.
Hay que prestar atención al clima.
Nosotros tuvimos noches apenas frías, pero pueden cambiar muy rápidamente.
La carpa, un vivac o una hamaca te darán la posibilidad de tirarte a dormir donde quieras y tener unas vistas increíbles cuando despiertes.
En verano, el agua cristalina de los lagos es un lugar ideal para escapar del calor.

Los precios, los consideramos altos.
Si hacemos la cuenta, nosotros pasamos 4 noches.
Dormimos en carpa y libremente.
Si hubiésemos tenido que pagar, también por dormir en carpa, seria entre 400 y 450 pesos argentinos la noche cada uno. (20 dólares diarios).
Nuestro gasto fue 0.

Los campings libres están en distancias razonables y también tenes la opción de los pagos.

En los gratuitos, dicen que solo podes quedarte hasta tres días, y hay que registrarse.
No sabemos cómo es en verano, pero en este momento a nosotros no nos pidieron nada.

Sinceramente la peor opción es hacer un tour. Aunque entendemos los tiempos de muchos viajeros, hemos visto gente que frena a ver un lago cubierto por una nube y tras 15 minutos de llovizna se van.
A la media hora sale el sol y realmente el panorama cambia por completo.

Lo ideal es poder pasar el mayor tiempo posible, ya que el clima cambia demasiado rápido y a veces esperar un poquito puede darnos mucho más de lo que creemos.

El peor detalle del viaje es que, aunque no es poca cosa, solo se pueden ver los lagos y como mucho nadar, pescar o dar una vuelta.

La mayor parte de esta zona tiene Dueño. Increíble.

Así que en la Ruta de los Siete Lagos, prácticamente no hay senderos, ni caminos de trekking ni posibilidades de ir a perderse por los bosques que conectan los interiores ya que hay cercas y no se puede pasar, es propiedad privada. 

Aunque es un tramo corto, pueden agregarse muchísimas cosas al camino, como Meliquina, Traful y
Hua- Hum. Se puede pasar mucho tiempo alrededor de los lagos y todos merecen ser recorridos.
Nosotros hicimos solo esa parte, en ese tiempo porque nuestro camino debía continuar, pero seguramente volveremos.

Hasta acá llegamos! Esperamos que hayas encontrado algo de info util si queres visitar el Sur Argentino por tu cuenta, sin grandes gastos con carpa y mochila es posible!! 

mochileros Viajeros en el muelle camino de los Siete Lagos
En el Muelle de Lago Hermoso

 

¿Queres recibir actualizaciones?
I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
Suscribite a nuestro newsletter, a cambio te obsequiamos un E- Book con nuestras mejores fotos de la Patagonia.
No compartiremos tus datos y nada de spam o publicidad!
Si te gusto este articulo y queres compartirlo en redes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *