Svaneti, visita obligada en Georgia

En el norte de Georgia, rodeada por las montañas del Cáucaso se esconde la parte más linda, remota y misteriosa del país: Svaneti.
Poblada por Svans (Esvanos), con su propio lenguaje hablado y donde permanecen rasgos culturales que no han cambiado en siglos.
No nos gusta hablar de obligaciones, y siempre decimos que cada viajero decide como armar su viaje. Pero creemos que si decidís viajar a Georgia, Svaneti definitivamente es una región que tendrías que visitar.

La verdad es que al preparar nuestro camino no sabíamos nada sobre Svaneti.

Nuestra guía fueron algunas fotos y recomendaciones de otros viajeros.

svaneti georgia mochileros viajeros en Georgia
Monasterio a la sombra de las montañas

Donde todos te mandan

Con el paso de los días en el país, nos dimos cuenta de que todos los consejos que recibíamos de los lugareños nos llevarían ahí.
Lo interesante es que incluso cuando ellos no visitaron o no conocían la región, recomendaban que debíamos ir.

Nosotros solamente esperábamos que el frio se retire del todo.
Sabíamos que cuando el clima lo permita, nuestros pasos irían camino a Svaneti.

 ¿Dónde está Svaneti?

Svaneti  está ubicada en el noroeste de Georgia, rodeada por las montañas del Cáucaso.
Una cadena interminable de valles y montañas con diferentes tonos de verde se dejan ver entre las nubes y los picos nevados le dan un toque mágico a todas las montañas que rodean las rutas.
Muchas personas cultivan la tierra y se pueden ver vacas que pasean lentamente.

Aunque se puede sentir la paz  y la tranquilidad, es difícil creer que una zona de “conflicto” se encuentre a unos pocos kilómetros a lo largo de las fronteras.
A un lado Osetia del Sur. Del otro Abjasia.
Estos territorios están fuera del control del gobierno de Georgia y con la fuerte influencia del gobierno ruso, que define a esta región como “inestable”.
A pesar de esto, nada parece romper la paz que ofrece la naturaleza del lugar.
Aunque algunos intenten lo contrario la calma se siente entre las montañas.

acampando en Georgia mochileros en Svaneti region norte de georgia camping
Acampando en el camino

Acercarse desde lejos

Nuestro primer contacto con la cultura de este lugar ocurrió mucho antes de que lo visitáramos.

En Udabno, donde estuvimos un mes en el sur de Georgia, viven muchos nacidos en Svaneti.
Según pudimos entender, debido a varios problemas en el área, , el gobierno decidió mover los grupos a diferentes partes del país.
Principalmente dificultades políticas y bélicas, además también del colapso y las inundaciones de los ríos.
Así es como fueron trasladados.

Muchos terminaron en Udabno.
Así que mientras cocinábamos frente al horno de leña, comenzamos a encontrarnos con este lugar desde la distancia.

Durante este tiempo tuvimos la oportunidad de aprender más sobre su cultura, su comida, su naturaleza y sobre qué los hace diferentes del resto de Georgia.
Nos ponían música y nos contaban historias de Svaneti con la particular mirada de quienes se sentian desterrados.

georgia cocineras de Udabno
Tardes de charlas en Udabno

La cultura Svan

Los Svan  un grupo subétnico en Georgia con su propia lengua hablada y sus propias tradiciones que aún se mantienen.
Las mas llamativas pueden ser la venganza de sangre y tambien otras como secuestrar a sus futuras esposas.
Durante muchos años no hubo carreteras ni accesos, por lo que la tradición de Svaneti estuvo oculta al mundo.
Se puede decir que esta parte continúa detenida en el tiempo. Solo una mirada alrededor alcanzará para saber ver por qué lo decimos.
Después de visitar esta área y compartir tiempo con la gente local, tenemos la sensación de que las personas viven sus vidas de manera simple, sin ninguna influencia de los demás. Tienen todo lo que necesitan: tierra, vacas, buena comida y hermosa naturaleza a su alrededor. Y no parecen necesitar nada más.

Si te interesa, podes leer:  Aprender a cambiar el ritmo. Udabno, Georgia
mestia mujer caminando en las calles del pueblo svaneti
Rincones de Mestia

 ¿Cómo llegar a Svaneti?

Hay un pequeño aeropuerto en la ciudad a donde llegan los vuelos desde la capital y otras ciudades.
También es posible contratar un taxi o un bus local para llegar desde ciudades importantes como Tiblisi, Kutaisi y Batumi.
La verdad, que aunque este aislado y mas alla de la estructura de Georgia que aun tiene mucho por crecer en cuestiones de turismo es posible llegar. Las conexiones no abundan, pero para los turistas se encuentran las formas.

Por supuesto que nosotros elegimos llegar a dedo.
Hicimos autostop como el resto de nuestros tres meses de  viaje por Georgia, al que consideramos unos de los mejores países para viajar en autostop.
Para entender un poco porque nuestra experiencia en Georgia ha sido tan buena, contamos una parte de la historia que nos llevo hasta Svaneti.
La hospitalidad y la amabilidad georgiana parecen multiplicarse a medida que nos acercamos a la región norte.

viajando a dedo en Svaneti Georgia mochileros viajeros en camioneta
Una camioneta de la epoca sovietica nos acerca a nuestro destino

A dedo en el norte

Desde que salimos de Kutaisi, nuestro camino va como siempre: cambiando el plan original.

Sin querer nos encontramos desviados del camino en un pequeño pueblo en el interior, en una carretera secundaria.

Las fuertes lluvias y las condiciones no eran muy adecuadas para la ruta y nos han llevado a buscar  refugio debajo de un mercado local.
Aquí nuevamente, todos derrochan hospitalidad. Nadie te mira raro, se acercan a preguntar qué haces y de donde venís. Como es que llegamos a ese pueblo y otras curiosidades.
No se asustan pero se sorprenden por estos extranjeros.
La policía local no termina de entender que no necesitamos ayuda y que no estamos perdidos ni tenemos prisa.
Tras un par de idas y vueltas con diferentes preguntas deciden encontrar la mejor solución para nosotros.

No querían dejarnos ahí sino ayudarnos a llegar a la carretera principal. Después de algunas llamadas y tras viajes cortos en el que cambiamos cuatro autos de la policía que nos esperaban en los cruces de los diferentes pueblos, volvimos al camino principal.
Nos ofrecieron acampar junto a la estación de policía y al día siguiente continuamos nuestro viaje.

mochileros en Georgia policia de svaneti
La policia dando ayuda en algun pueblo

Autostop a Mestia

Los principales lugares para visitar en esta región son Mestia y, si el clima y la estación lo permite, Ushguli.
Si planeas ir a Mestia en el momento en que estábamos (mayo), es posible que haya que esperar un poco más para un automóvil que no sea un taxi o un tour contratado.
Nuestra espera fue de una media hora.

Si te interesa, podes leer:  Siete Lagos

Si queres saber cómo nos fue haciendo dedo en el resto de Georgia podes encontrar info en este otro artículo.

Desde Zugdidi, la ultíma ciudad grande, hasta Mestia la distancia es de unos 150 km, aunque hay que recordaar que con la ruta de montaña se necesitarán un par de horas.

Rodeados de cerros y con muy poco tráfico parecía que recorrer este camino a dedo sería un verdadero desafío.
En algunos lugares, además de haber poca gente, el camino es muy malo, pero se compensa con increíbles vistas del Cáucaso.

Todo el paisaje es muy similar, solo unas pocas casas y algunos comerciantes que ofrecen frutas y queso. Cascadas ocultas, hileras interminables de árboles y montañas  se ven hasta donde nos alcanza la vista.
Con la ayuda de los lugareños avanzamos a buen ritmo de un pueblo a otro.

Mientras van compartiendo con nosotros el tradicional Khachapuri (pan relleno de queso), llegamos rápidamente a nuestro destino.

mochileros en Georgia viajando carteles y mochilas en la ruta
Alimentandonos en la ruta mientras esperamos que pase algun auto

Las torres

Nuestro viaje fue en primavera, pero a veces parecía que el invierno continuaba.
La lluvia era fría y la niebla daba la sensación de andar en un mundo perdido.

Acercándonos a destino empezamos a divisar lo que representa la zona.

Entre las montañas el  paisaje comienza a llenarse de antiguas torres de piedra.

Estas torres pertenecían a las familias, eran sus casas. Su estructura ayudaban a los pobladores a protegerse de las invasiones.
Se dice que los pobladores de Svaneti eran grandes guerreros. Es por eso, además de su defensa geográfica, que estos pueblos nunca fueron conquistados. 

torres de piedra en mestia svaneti georgia
Algunas torres se han convertido en museos que se pueden visitar

Viviendo del turismo

Lamentablemente, para nosotros, la entrada a la ciudad dejó una impresión ligeramente diferente.
Creemos que Mestia se vería un poco más auténtica hace unos años.
El aumento del turismo deja ver nuevos edificios, más taxis y letreros de casas de huéspedes a cada paso.
No somos los únicos atraidos por la magia de este lugar.

Antes de llegar paramos a acampar en un pueblo cercano.
Después del silencio completo y el sonido ocasional de vacas o cabras vimos a la pequeña ciudad como un destino muy turístico.

Más allá de esto no hace falta alejarse tanto del centro de la ciudad, para reconocer la simplicidad de la vida aquí.
Las torres que se ven desde lejos, las vacas seguidas por la guardia de los perros y las mujeres que llevan leche en baldes.
Las personas mayores no quitan la mirada al pasar y están interesadas en ver a los extranjeros que están de visita por su tierra.

viajeros en Svaneti
Frente a nosotros se ven las pistas de Ski que funcionan durante el invierno

Las mejores vistas

En cuanto al lugar donde se puede pasar la noche, nosotros acampamos.
En un lugar agradable, lejos del ruido, donde podrá disfrutar plenamente de la naturaleza que lo rodea.
Se puede instalar la carpa en casi todas partes, aunque hay algunas casas que ofrecen acampar como un servicio.
Si el clima es bueno no será muy difícil encontrar un área para dormir gratis con vistas increíbles.
Si acampar no es parte del plan, otras opciones son una casa de huéspedes, que son realmente baratas.
Una noche cuesta unos 20 lari (6 €) por persona.

Si te interesa, podes leer:  Guía para visitar Belgrado
carpa en la montaña en svaneti al norte de georgia
Preferimos acampar y la vista de la mañana tiene su recompensa

¿Qué ver y hacer en Mestia?

Desde la ciudad de Mestia inician muchas rutas de senderismo.
Desafortunadamente para nosotros, a mediados de mayo, muchos de ellos todavia están cerrados debido a que parte de los caminos aún están bajo la nieve.

Estamos seguros de que si tienes suficiente motivación y si estás listo para la aventura, es posible que todo vaya bien y puedan hacerse las rutas.
Pero nosotros después del autostop en Rusia en invierno, no teníamos muchas ganas de caminar en la nieve, por lo que dejamos la visita a estas partes para otro momento.

mochileros en el norte de Georgia acampando sentados en la montaña
Las vistas de Svaneti

Info… ¿Qué?

Un detalle no menor.
No esperes obtener mucha información en el centro de información turística.
La mayoría de quienes trabajan, están ahí simplemente porque intentan hablar ingles.
Tras hablar con otros viajeros y comprobarlo por nosotros mismos, creemos que difícilmente alguno de los que da información haya hecho al menos una de las subidas a la montaña.

Se pueden obtener algunos folletos, pero con explicaciones casi inexistentes.
De todas las actividades, había algunas que no estaban disponibles en esta parte de la temporada.
Nosotros elegimos dos. Fueron las que nos parecieron más interesantes y accesibles: el glaciar Chalaadi y el lago Koruldi.

Mochileros viajeros en Svaneti caminando por la montaña con mochila
Paseando por caminos de montaña

A pasear por las montañas

Sin dudas caminar en la montaña y recorrer los alrededores nos va a dar una panoramica de lo increible del lugar en el que estamos.
Para nosotros, el día que iniciamos el trekking al glaciar Chalaadi  no fue el mejor.
Igualmente fue posible llegar a pesar de las malas condiciones mucha niebla, frio y una llovizna constante nos acompaño todo el camino.
Al día siguiente tuvimos mejor clima y enfilamos nuevamente hacia la montaña esta vez en dirección opuesta hacia Koruldi.

Hicimos solo la primera parte del camino y llegamos a la cruz en la montaña Tshakazagara.

De haber sabido hubiésemos cargado la carpa y dormido ahí. Como dijimos antes en el centro de información turística no recibimos información precisa, por lo que dejamos nuestras cosas en el camino.
Ademas de dejar las mochilas, tambien tomamos la ruta más larga.

Después de la caminata la vista que teníamos frente a nosotros borró todo el cansancio que llevábamos.
Rodeados por las magníficas montañas del Cáucaso, nos olvidamos de cuánto caminamos para llegar.
Podía escucharse un completo silencio.
Apreciamos ese momento en que nos damos cuenta de lo pequeños que somos en comparación con la naturaleza. Los picos nevados van a seguir ahí, al igual que las torres que seguirán guardando todas sus historias como hasta ahora.

Sentíamos que queríamos quedarnos aquí y admirar esta vista, pero poco a poco bajó la noche y tuvimos que regresar.

Llego el momento de continuar camino, volver a la capital y despedirnos de la magia de Svaneti.
Todavía hay mucho por explorar en esta región y es sin duda uno de los destinos a los que siempre nos gustaría volver.

mochileros viajeros en Svaneti pasos por el mapa viajeros en la montaña georgia
A veces tambien conseguimos vistas como esta

 

 

¿Queres recibir actualizaciones?
I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
Suscribite a nuestro newsletter, a cambio te obsequiamos un E- Book con nuestras mejores fotos de la Patagonia.
No compartiremos tus datos y nada de spam o publicidad!
Si te gusto este articulo y queres compartirlo en redes:

2 Responses

  • Cada vez más ganas de ir pa’ Europa y perderme en esos pueblitos en medio de la nada y con un aire medieval. Me llama la atención lo de los policías que estaban muy atentos con ustedes,será que es tan seguro el lugar que no tienen mucho trabajo?
    De todas maneras me encanta el invierno,por lo que preferiría ir en esa época y visitar muchos castillos y esas calles adoquinadas…
    Por último, anduvieron por los alpes? Sé que atraviesa ocho paises ,me encantaría recorrer esa zona de oeste a este y continuar para los carpatos. Un saludo a los dos!

    Pd:ya te estaré haciendo algún comentario en facebook.

    • Hay que arrancar nomás!! De esos lugares vas a encontrar de sobra. Merecen mucho tiempo de visita asi que lo mejor es encontrarlos y perderse por ahi. Lo bueno es que cualquier pais que visites tiene algo de eso. Castillos y callecitas de piedra, increibles.
      Es verdad lo de la policia. Ellos no tienen mucho que hacer ahi, porque en general es raro que pase algo, simplemente intentaban ayudarnos a nosotros.
      Con el tema del invierno, a mi tambien me gusta y prefiero que haga frio y nieve, aunque a nuestro modo de viaje a veces nos puede traer algun dolor de cabeza…
      No estuvimos en los alpes, en el ultimo tiempo atravesamos Francia y Austria pero no frenamos. En montaña solo anduvimos en Eslovaquia, Rep Checa y Polonia, en la Zona de Tatras.
      Pero ya vamos a tener un rato para alguna recorrida mas.
      Saludos para vos también!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *